Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Monasterio Nuestra Señora del Pueyo

Carretera N 240, km 164 (22300) BARBASTRO – HUESCA – ARAGÓN

Tel. +34-974310934

E-MAIL: monasteriodelpueyo@ive.org

FACEBOOK: Monasterio Nuestra Señora del Pueyo

Subscríbase a nuestro boletín electrónico Infopilar








Envíenos su mensaje 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

7 Comments on “Contacto”

  1. Hola !! Soy un asiduo fiel a la misa de 11 de los domingos. Me satisface plenamente la ortodoxia de la celebración para los tiempos que corren. Muy agradecido.
    El principal motivo de mi comentario es el siguiente: Por favor, me podrían mandar vía e-amil
    Los GOZOS o el HIMNO de la Virgen del Pueyo. no se si es lo mismo o diferente.
    Es el que ustedes y los fieles de la misa se canta al final de la misma.
    Muchas gracias.
    Antonio BARDAJI VALLES
    abardajiv@hotmail.com

  2. Hola!! Soy Viviana, de Mendoza, Argentina.
    En mayo un grupo de argentinos visitamos el Monasterio.
    Me pueden decir, por favor, a quién pertenece la escultura de madera que tiene una cámara fotográfica en sus manos.
    Desde ya muchas gracias!!

  3. Buenos días, me llamo Manuel.
    Veréis, existe en mí el conocimiento de que debo retirarme del mundo para abandonarme a Dios. Esta sensación no es sólamente mi voluntad, sino que sé que es una voluntad mayor, pues difiere de la voluntad personal (esta es voluble) mientras que esta es existencial; este sentido estará siempre pues es algo así como ‘hacia dónde debe dirigirse mi vida sí o sí’.
    Por otro lado, justamente hace poco descubrí la Oración como eje central de mi vida, y descubrí y decidí dedicarme a las otras 4 llamadas ‘piedras’ (Eucaristía, leer la Biblia, Ayuno y Confesión).
    Esta voluntad la tengo desde hace muchos años, y seguramente nací con ella pues siempre he sido un “buscador de la verdad”, lo cual me condujo a saber “por donde no tenía que ir” hasta que encontré el camino que he mencionado.
    Justamente ayer pensé en ser monje, pues está totalmente de acuerdo con estas necesidades, y de hecho cuando leí este post me encantó la vida que se hace y supe que iba conmigo. Por la noche, al pensar en un monasterio de Valencia, me vino una gran sensación de paz, y esa paz que me inundaba me “expiaba de mis pecados (eliminaba ‘errores’ que yo no podría seguramente eliminar por mi mismo)” y me enseñaba el camino; supe que mis “armas para entregarme a Dios” no eran las correctas, sino que es Dios quien te reclama al reino de los cielos, y no uno mismo lo reclama a él. Cuando pienso en vivir en un monasterio como monje, me lleno de una gran alegría, una clase de alegría increíble.
    Por este motivo, me gustaría que me informáseis para saber cómo podría serlo.
    Muchas gracias.

Deje un comentario